#hijosmodernos

Un mundo de oportunidades se pone a nuestro alcance gracias a las crisis que hemos vivido durante el 2020. Está claro, que estamos en tiempos difíciles, y al mismo tiempo de mucha oportunidad para mejorar en todos los aspectos de la vida. Sin importar las fechas o las situaciones las mujeres han decidido seguir siendo madres.

Lo más importante de ser madre, además de darle la vida a un ser humano, es la bendición de serlo. Una madre tiene la oportunidad de ayudar a construir un futuro excelente para cada uno de sus hijos. Cada embarazo es diferente y, por lo tanto, la genética heredada también cambia. Hemos recibido mucha información acerca de la manera en que cambia nuestro ADN, o más bien la epigenética. Cambia día a día, con las emociones y las experiencias.

Podemos planear exactamente, lo que pretendemos que reciba nuestro hijo(a) durante el periodo de la concepción. Sólo requieres tener un proyecto de vida. Un plan que te permita crear un ser humano con todas las oportunidades a tu alcance. Ahora ya no puedes dejar la vida de tu hijo al azar. Es momento de responsabilizarte de tus acciones. Si eres padre o madre de familia no hay otra salida.

Educar desde la concepción la oportunidad de oro

Hemos compartido el proyecto de educar desde la concepción. Tenemos la seguridad de que es el mejor camino, para crear un mundo diferente y con grandes oportunidades, para las nuevas generaciones. Necesitamos visualizar, que ellos requieren estar listos para cualquier contingencia. Debemos asegurarnos de que nunca sean sorprendidos como lo ha hecho el COVID19. Una enfermedad que está disminuyendo a pasos agigantados, la vida humana. Hemos tenido el tiempo suficiente, para reflexionar acerca de la forma, en que nos hemos constituido como familia, y, por ende, como sociedad. En este momento, ya sabemos cuáles fueron nuestros errores en la crianza y educación de nuestros hijos. Pero, sobre todo, pudimos reevaluar los valores que hemos infundado en los chicos.

Educar desde la concepción es una oportunidad única. Nos invita a mirar la vida humana con más respeto. Entendiendo, que cada ser humano, viene con un plan de vida definido. Mamá, con el apoyo de papá y la familia, le proporcionarán las herramientas necesarias para que realice ese plan. Un plan que le de éxito, felicidad y, sobre todo, vivir su vida haciendo lo que más ama.

Los dones y talentos son únicos, y vienen en su paquete genético y molecular. Mamá y papá, estamos listos para identificar esa información. Podemos potenciar las oportunidades, los conocimientos y las herramientas que necesitará el resto de su vida.

La mejor oportunidad la tienes en el periodo embrionario

La vida humana se define durante el periodo prenatal, y los primeros 8 años de vida. Lo que sembraste y enseñaste, serán los insumos de éxito o fracaso de tus pequeños y adolescentes. Tenemos un cerebro plástico, y gracias a los sacrificios de mamá, las cosas pueden ser mucho mejores. No hay otra forma de mirar el futuro. Hay que verlo a través de una mujer que toma el reto, y la responsabilidad de ser madre, a pesar de cualquier circunstancia. La vida les da una oportunidad y ellas la toman.

Como padres de familia y profesionales de la educación, sabemos que las emociones, son muy importantes para el desarrollo integral de los niños. Ha quedado claro que los niños aprenden gracias a las emociones y las experiencias. Los que educamos necesitamos cambiar la forma en la que enseñamos y criamos a cada personita, que Dios nos presta como hijo o como alumno.

Padres y maestros, debemos preocuparnos por lo que sienten nuestros niños y niñas. La costumbre, la cultura y las creencias, dejaban ese papel a la madre. Eso debe cambiar, y debe hacerse ya. La figura paterna es tan importante como la materna. Para que un ser humano sea concebido requiere un óvulo y un espermatozoide. Por lo tanto, requiere una pareja comprometida para crear esa unidad necesaria y única llamada familia.

Esa pareja puede ser de cualquier preferencia sexual. En el mundo de ahora no solo se forman familias con papá y mamá. Ahora debemos incluir, en todo momento, las opciones que nos ofrecen las familias alternativas, ellas son perfectamente funcionales.

Las oportunidades más importantes surgen en el periodo de gestación

En los periodos de gestación, una mujer necesita el apoyo emocional de la pareja, la familia y, por supuesto, los compañeros de trabajo. De la misma forma las madres que prestan su vientre para que familias alternativas formen sus familias. El apoyo es súper importante en todo momento. Son etapas muy sensibles. Sin embargo, es muy importante dejar de tratar el embarazo, como si fuera una enfermedad y sobreproteger el proceso.

Debe ser un tiempo de crecimiento emocional y cognitivo, para la madre y el bebé. Es indispensable visualizar el crecimiento neuronal y de todo el sistema nervioso del bebé. Hay que darle los insumos necesarios, para crear asociaciones, que le dejen aprendizajes previos permanentes. Leer mucho, hablar con el bebé, jugar con él, sacarlo a pasear y mantenerlo tranquilo, aunque los tiempos sean difíciles.

Si estás embarazada, en este momento, te felicito. Eres una madre con mucha suerte, porque la crisis que está pasando, el planeta Tierra, nos obliga a mejorar en todos los ámbitos de la vida. Si estás trabajando, y tienes la suerte de hacerlo desde casa, eso mejora aún más tu tiempo de calidad con tu hijo en formación. Además de compartir con los que ya están en casa. Por nuestra parte te acompañaremos con artículos que sean de provecho para ti. Lo que haga cada uno de nosotros para poner su granito de arena logrará que mucho más rápido nos levantemos.

Las oportunidades están puestas en charola de plata. Depende de cada ser humano tomar as oportunidades y ver la vida diaria como un milagro. Sé feliz y sé tú. Hasta la próxima semana.

Cuando educas a tus hijos ello cambian t tú también
#hijosmodernos
Zelidéh López
Orientadora Familiar
× Â¿Cómo puedo ayudarte?