Neuroeducación Aprender a Aprender a través del juego

Un espacio de actualización, juego y conocimiento

neuroeducación
El juego te da mil veces m√°s conocimientos y expereicnias que cualquier materia educativa.

Neuroeducaci√≥n aprende a trav√©s del juego. Neuroeducaci√≥n es la ciencia que nos ense√Īa aprender a aprender, jugamos, re√≠mos y asimilamos. Es decir, dejar atr√°s lo que no sirve, para s√≥lo quedarme con ello que me hace feliz.

Hipócrates, 460-370 A.C.

‚ÄúLos hombres deben saber que, del cerebro, y solo de √©l, vienen las alegr√≠as, las delicias, el placer, la risa. Sin embargo, tambi√©n trae, el sufrimiento, el dolor y los lamentos. Por √©l, adquirimos sabidur√≠a y conocimiento. Es la raz√≥n por la que vemos, ¬†o√≠mos y sabemos lo que estaŐĀ bien y lo que estaŐĀ mal. Reconocemos lo que es dulce y lo que es amargo. Por el mismo √≥rgano, nos volvemos locos, y deliramos, Adem√°s el miedo y el terror nos asaltan. Es el m√°ximo poder en el hombre. Es nuestro int√©rprete de aquellas cosas que est√°n en el aire‚ÄĚ

Francisco Mora (2013), uno de los m√°ximos exponentes de la neuroeducaci√≥n dice que ‚Äúsolo se puede aprender aquello que se ama‚ÄĚ. Lo que confirma que el aprendizaje est√° √≠ntimamente ligado con las emociones.

El concepto de neuroeducación está muy ligado a las necesidades del aula y lo que los maestros debemos tener en cuenta a la hora de planificar una clase. Tengo un gran interés por hacer que el padre de familia sea parte del sistema educativo. Estamos concentrados e involucrados en los mejores intereses de nuestros hijos. Con este propósito deseo compartir lo que significa la neuroeducación para los padres como primeros educadores.

Un espacio de actualización, juego y conocimiento

Hola bienvenido a tu espacio de actualización escuela para padres. Estamos aquí con la intención de que cada padre de familia reciba información científicamente comprobada. Actualizamos los conceptos para apoyarlos en la tarea titánica de formar un nuevo ser.  Ya sea que aprendamos a educar desde la concepción o aprovechar las maravillas de la plasticidad cerebral.

Te invitamos a ser parte de la gran familia de #padresmodernos que tiene la firme intenci√≥n de llevar sus hijos modernos a conseguir el √©xito personal.¬† De paso recordar sus sue√Īos y prop√≥sitos fundamentales de la vida. Ser felices y hacer lo que m√°s aman. Gracias por estar aqu√≠.

¬°Bienvenido!

ňĚEl juego desempe√Īa un papel esencial en el desarrollo cognitivo, emocional y social de la personaňĚ. Pronto nuestros hijos no tendr√°n m√°s esos recuerdos si t√ļ no haces algo al respecto. El juego, en todas las edades, es un factor indispensable para el desarrollo adecuado y la maduraci√≥n cerebral de los ni√Īos. Eso es Neuroeducaci√≥n aprender a trav√©s del juego

El cerebro est√° involucrado en todas las actividades que realizamos. Gracias a su plasticidad podemos corregir algunos errores que hemos podido cometer durante el embarazo y la primera infancia. En la serie ‚ÄúEducar desde la Concepci√≥n‚ÄĚ hablamos suficientemente de esos errores y a√ļn m√°s profundamente en el libro que lleva el mismo nombre.

Aprendizaje significativo ¬ŅC√≥mo lograrlo?

El juego como instrumento de la neuroeducación

El juego como instrumento de neuroeducación
Casi todas las conexiones neuronales dependen de la diversión, las emociones y las risas.

La configuración de la personalidad está sujeta a muchas influencias y una muy poderosa es el juego. El juego nos ayuda a superar miedos y enfrentarnos al deseo de ganar sin sentir una competencia. Buscamos dentro de nosotros todos los recursos disponibles para intervenir en el juego. Memorizar es una actividad innecesaria.

Por ejemplo, si has jugado ‚Äúadivina la pel√≠cula‚ÄĚ, la actividad requiere de todas tus estrategias para comunicar algo sin usar palabras ni objetos. Tu cuerpo es tu √ļnico recurso y aun sin haber visto la pel√≠cula con el puro nombre puedes crear esa comunicaci√≥n para decir esas palabras.

Tus hijos repasan y entienden los art√≠culos, las preposiciones, pueden partir las palabras y usar prefijos y sufijos. Es un juego con mucho potencial para que los muchachos desarrollen importantes conexiones neuronales. Desarrolla habilidades de lectoescritura, l√≥gica y sentido com√ļn. El reto se establece con nosotros mismo, con nuestros potenciales y recursos internos. Descubres talentos escondidos y surgen la creatividad, la invenci√≥n y un sinf√≠n de herramientas que de otra manera nunca utilizas. Est√°s aplicando Neuroeducaci√≥n aprender a trav√©s del juego.

Resuelven conflictos, trabajan en equipo, gestionan sus emociones, socializan y toman decisiones. Por si eso fuera poco interaccionan con los dem√°s, asimilan los conceptos y descubren la sociedad con la que les toca vivir. Con el juego creamos una mente generadora de ideas, creativa y resolutiva. Es la mejor forma de estudiar, aprender y entender.

Actividades l√ļdicas extracurriculares

Actividades l√ļdicas
Lo más importante es hacer lo que más amas en la vida. ¡Diviértete!

Demos un paseo por las actividades extracurriculares que les proporcionas a tus hijos. Te darás cuenta que, desafortunadamente, gozan del mismo nivel de rigidez que las actividades escolares. En muchas de ellas la memorización es un factor importante.

Si fueran informales, l√ļdicas y divertidas, los ni√Īos aprender√≠an m√°s y aprovechar√≠an el tiempo. Sin embargo, los inscribes en danza, gimnasia, futbol, basquetbol, karate, ingl√©s, franc√©s, espa√Īol, nataci√≥n y el juego sigue quedando relegado. S√≥lo les das m√°s obligaciones, responsabilidades y menos tiempo para re√≠r. Todo sigue siendo instrucci√≥n.

Darles muchas actividades no los hace más eficientes ni más inteligentes sino más cansados y fastidiados de la rutina. Luego nos preguntamos por qué el mal comportamiento, la rebeldía o la necesidad de una pareja sexual para salir de casa.

¬ŅQu√© pasa con los espacios familiares?

Lo primero es que est√° de por medio el tel√©fono inteligente (la computadora m√°s poderosa del mundo).¬† Los d√≠as de campo o acampar en un lugar sin internet ya no es una opci√≥n. Nos hemos vuelto adictos a las redes sociales, donde precisamente, es que realizamos actividades ‚Äúsociales‚ÄĚ.

Ya todos tus amigos son a través del celular y casi todo, si no es que todo, los chicos lo resuelven con el celular en la mano. Requerimos hacer una verdadera reflexión acerca de lo que nuestros chicos necesitan y que estamos haciendo al respecto. Sobre todo ahora que se viene tiempos muy complicados con las clases en línea. Dónde queda la felicidad que todos buscamos. Para encontrar eso que queremos es importante recirdar que existe la neuroeducación  para aprender a través del juego.

La Felicidad es una opción de vida muy personal

la felicidad es una opción de vida
La risa es el elixir de la juventud y la buena salud

Hace un momento mencion√© la importancia de hacer una reflexi√≥n acerca de lo que verdaderamente necesitamos los seres humanos. ¬ŅQu√© nos complementa y nos hace felices? ¬ŅQu√© nos impide dedicarnos a hacer lo que m√°s amamos en la vida? Te parecen preguntas injustas y fuera de tiempo. Es posible, sin embargo, es lo que deber√≠a ser la realidad gracias a las √ļltimas investigaciones en materia de neurociencia y la plasticidad del cerebro. Est√°s creado para ser FELIZ.

Si el cerebro aprende desde el mismo momento en que empieza a formarse (6 d√≠as de concebido el beb√©) hasta que muere. Es importantemente necesario actualizar este conocimiento y c√≥mo podemos llegar a cambiar radicalmente nuestros resultados. Kuhn en 2011 & 1989, menciona que el paradigma de las ciencias cambia cada 10 a√Īos. No esperes m√°s y aprende neuroeducaci√≥n-aprender a trav√©s del juego

Es decir que lo que en este momento sabemos tendr√° otro cambio hasta dentro de unos a√Īos. Si esperamos hasta que esto sea del uso y conocimiento de todas las autoridades educativas, nuestros hijos y nosotros mismos habremos perdido a√Īos de grandes oportunidades.

Mucha de la informaci√≥n que te comparto se conoce desde los a√Īos 90¬īs, pero ha sido filtrada muy poco a poco. Las neurociencias, como fuente principal de informaci√≥n, permiten la comprensi√≥n del funcionamiento del Sistema Nervioso Central (SNC) y del Sistema Nervioso Perif√©rico (SNP).

Ellas intentan responder cómo procesamos la información del mundo. Tanto externo, como el entorno. La educación incluye las experiencias, las emociones y el mundo interno (sistemas al interior del organismo). En conjunto es procesada, almacenada y comparada para dar una respuesta motora u hormonal (comportamiento) a través de la neuroeducación.

Neuroeducación es saber cómo aprende el cerebro humano.

La corteza cerebral o c√≥rtex, es la √ļltima aparici√≥n evolutiva y lo que permite a los seres humanos ser lo que son. El proceso cognitivo (aprender a aprender) como tal es un maravilloso mecanismo. Involucra muchos factores que t√ļ puedes controlar y otros que solo necesitas hacer conscientes.

Es necesario que el lector repare en que, al hablar de cognición, experiencias, vivencias, percepciones, emoción, atención y memoria, son acciones del funcionamiento cerebral. Donde el problema mente y cerebro debe quedar completamente resuelto y tomar la vida que te corresponde en tus manos. (Damasio, 2010; Bunge, 1985; Llinas, 2002: Cruz, 2010).

La evoluci√≥n del ser humano no se detiene y no se detendr√°. Lo √ļnico que sucede es que nos invita a reflexionar hacia donde queremos que se dirija esa evoluci√≥n. Te pide reflexionar sobre cu√°l es el resultado que pretendemos a largo plazo.

Cerebros expuestos a eventos ambientales prenatales (embarazo) y posnatales (parto) rigen las particulares v√≠as de desarrollo neurocognitivo. Obteniendo como resultado un cerebro √ļnico e irrepetible. Estas capacidades de plasticidad cerebral est√°n ampliamente referenciadas en la literatura cient√≠fica. Ellos lo avalan (Eichele, Plessen, 2013; Lanet, Maurange, 2014; Kolb & Gibb, 2011; Van Hartevelt, Cabral, Deco, Moller, Green Aziz & Kringelbach, 2014; Acarin, 2010).

Educar desde la concepción como un medio de instrucción

Educar desde la concepci√≥n ahora es una necesidad y no una modalidad. Mientras m√°s pronto empecemos a cambiar estos paradigmas m√°s pronto veremos resultados en la vida de nuestros hijos y por ende en la sociedad. La plasticidad cerebral es la puerta de entrada a la nueva educaci√≥n. Nos permite mejorar procesos cognitivos √ļnicos en nuestra especie.

La era digital ha llevado a una evolución de milenios a decenios donde ahora el cerebro analiza la información de forma digital. Estamos dejando atrás la información análoga. Las nuevas generaciones están naciendo inmersos en este ambiente digital. Requerimos, los padres de familia, hacer intervenciones tempranas para darles todas las ventajas del nuevo siglo. Siempre procurando mantener la consistencia emocional del contacto humano, tan indispensable en cualquier proceso neuroeducativo de aprender a aprender.

Una gran desventaja para nuestros hijos es que la educaci√≥n institucionalizada de la escuela formal desconoce las nuevas facetas del procesamiento de la informaci√≥n. Los avances en relaci√≥n con la biolog√≠a, psicolog√≠a y neurociencias quedan relegadas al olvido. O peor a√ļn son lentamente asimiladas, en parte porque la escuela privilegia la ense√Īanza por sobre el acto mismo del aprendizaje (Cajiao, 2005).

Los esfuerzos de las autoridades por unir la psicología, la pedagogía y las neurociencias ha creado lo que conocemos como neuroeducación. Una ciencia que debe ser entendida tanto por los maestros como por los padres de familia. Se ha dejado el juego sólo para los primeros grados y hemos relegado las artes al olvido absoluto. Es decir, dejamos todo lo que en realidad necesita el cerebro para aprender, crecer, evolucionar y ser extraordinariamente feliz y próspero.

El Juego como estrategia neurocognitiva

Ya hemos hablado del juego como una estrategia de la neuroeducación. Introdujimos un poco el tema y su importancia. Ahora queremos continuar con algunos aspectos importantes.

La Universidad Pontificia Boliviana, en una de sus investigaciones, dice:

“Resulta oportuno mencionar que el cráneo además de ser una forma de protección para el cerebro determina un promedio de volumen entre los 1300 y 1500 cm3 en el cerebro adulto (Gross, 1999).

Desde esta perspectiva, el nivel de densidad de la sustancia gris y blanca, describen comportamientos diferentes a medida que aumenta la edad. La densidad de la sustancia gris (n√ļmero de cuerpos neurales) disminuye. Pero para la sustancia blanca (axones y dendritas) el comportamiento es ascendente. Es decir que aumenta el n√ļmero de conexiones o sinapsis. Con ello aumentan el n√ļmero de aprendizajes o los aprendizajes adquiridos, se enriquecen con la experiencia.‚ÄĚ

Lo que significa que sin importar la edad que tienes SIEMPRE sigues aprendiendo y cambiando. De ah√≠ la frase ‚ÄúCuando educas a tus hijos ellos cambian y t√ļ tambi√©n‚ÄĚ.¬† Y eso padre de familia es Neuroeducaci√≥n aprender a trav√©s del juego

La memoria un factor determinante

Memoria

En términos de neuroeducación es importantemente necesario aprender cómo funcionan algunas estructuras como el hipocampo, que está relacionado íntimamente con los lóbulos temporales. Tienen una importante actividad en las representaciones del mundo. Además de aportar la información necesaria para tomar decisiones, así como el procesamiento de la información espacial y no espacial. (Kumaran, et al, 2007; Bonnici, et al 2012). En el hipocampo tenemos la memoria.

Seg√ļn Ernesto Aguirre publica en la Revista Mexicana de Neurociencia (July 2015) que:

 “En el sentido más amplio, la memoria puede ser dividida en memoria de corto plazo (memoria de trabajo) y memoria de largo plazo. La memoria de corto plazo tiene una capacidad limitada y dura sólo por un período corto de tiempo. En cambio, la memoria de largo plazo puede almacenar grandes cantidades de información que potencialmente tienen duración ilimitada.

La memoria de largo plazo se puede subclasificar en dos formas, una llamada memoria que requieren un recuerdo consciente del suceso. Mientras que en la memoria no declarativa los recuerdos son adquiridos por un condicionamiento cl√°sico. Se adquiere el aprendizaje de h√°bitos o habilidades que pueden ser recuperados no conscientemente. La memoria declarativa almacena hechos o eventos.‚ÄĚ

          Siendo así, lo que nuestros hijos y nosotros guardamos en la memoria a largo plazo, es aquello que tiene un significado emocional positivo o negativo. Estos episodios de memoria se convierten en los aprendizajes significativos y al mismo tiempo en los referentes. Los referentes son los insumos que debemos utilizar para crear nuevas asociaciones e información que deseamos sea significativa y permanente.

          No hay duda de que la mejor opción que tenemos es la neuroeducación como una forma de aprender a aprender. Ellos se lo merecen.

 

Ha sido un placer acompa√Īarte durante estos minutos. Gracias por unirte a esta gran familia de #padresmodernos. Tus comentarios nos hacen mejorar. Si tienes preguntas o sugerencias puedes hacerlas a trav√©s de Messenger. Cuando compartes la informaci√≥n, sin darte cuenta, ayudas a alguien m√°s. Haz por los dem√°s lo que quieres que hagan por ti. Cuando t√ļ educas ellos cambi√°n y t√ļ tambi√©n. Eso es educar en paralelo.
Conciencia
Zelidéh López
Orientadora familiar