La Enseñanza y la Programación Neurolingüística

PNL

La Enseñanza y la Programación Neurolingüística (PNL) están tomadas de la mano. En PNL el mapa hace referencia a la forma subjetiva en la que el individuo percibe su mundo. La realidad es personal y única. Lo que significa es que cada mente construye un mundo diferente. En un mismo lugar el aprendizaje depende de tus conocimientos previos.

Tu mapa no es el territorio de nadie porque ha sido creado únicamente por tu mente inconsciente. De tal manera que no puedes pretender que otra persona piense igual que tú. Los pensamientos son las instrucciones explícitas que recibe tu yo interior. Incorpora información de las experiencias, las emociones, las situaciones vividas, las visualizaciones y los planes futuros que has pre-concebido.

El ser humano atrae lo que piensa y los pensamientos dominan el estado de ánimo. Afecta la actitud y los resultados que se obtienen serán directamente proporcionales a las creencias e ideas que dominan tu vida.

Más adelante, en este camino de la Programación Neurolingüística te queda claro que los seres humanos tienen una manera muy particular de comunicarse. Cuando te das a la tarea de conocerlo (calibrar) es posible ponerse en sincronía y fomentar un ambiente de confianza, agradable y de comprensión. Es entonces que maestros y padres de familia estamos en la mejor postura para potenciar el talento natural de nuestros hijos y/o alumnos.

¿Cuál ha sido el camino para que la Programación Neurolingüística funcione en el ámbito educativo?

Richard Bandler y John Grinder (mi maestro), indagaron la razón del éxito de tres de los terapeutas más exitosos en Estados Unidos. Virginia Satir (Teoría de las Relaciones y Comunicación), Erick Erikson (Teoría del Desarrollo Humano) y Laura Perls (Teoría de la Gestalt). Estos terapeutas alcanzaban un grado de eficacia mucho mayor que cualquiera de sus colegas de la época. Tras mucho tiempo de observación e investigación, se dieron cuenta que el éxito residía en los patrones de comunicación que cada uno de ellos utilizaba. Con estos patrones sistemáticos crearon un sistema de aprendizaje y terapia llamado Programación Neurolingüística.

Programación, se refiere al proceso de organizar los elementos de un sistema neuronal, con el propósito de obtener resultados específicos.

Neuro, (del griego neurón, que quiere decir nervio), representa el principio básico de que toda conducta tiene su base en el Sistema neurológico y depende de las sinapsis, las experiencias y las emociones.

 Lingüística, (del latín “lengua”, que quiere decir lenguaje), indica que los procesos neuronales están ordenados y secuenciados mediante un Sistema de comunicación a través del lenguaje.

Con toda esta información podemos decir que: según Mahl, “Todos los individuos tienen desarrollados todos los sistemas sensoriales, prefiriendo un plano de percepción particular”. Es decir, la Programación Neurolingüística toma en cuenta sustantivos, adjetivos, pronombres, verbos y adverbios en el uso del lenguaje. De esa forma identifica las características del individuo y logra una comunicación asertiva.

Educación con Programación Neurolingüística

Los maestros, hoy en día, reciben entrenamiento en temas como las inteligencias múltiples de Howard Gardner. Los Canales de Comunicación VAK de Grinder y Bandler y las formas de pensamiento del Carl Jung. Este entrenamiento está enfocado en mejorar la comunicación entre alumnos y maestros, logrando así un aprendizaje significativo y permanente. Sin embargo, esta práctica no es tan sencilla y requiere esfuerzo por parte de los maestros. Al mismo tiempo, es importante un cambio significativo dentro del arreglo del salón de clases.

La idea es que tú, como padre de familia, te unas a las intenciones del sistema educativo. Hagas más por tus hijos a través de establecer hábitos.  Prácticas que les permita a los maestros integrar este tipo de estrategias sin tener que lidiar con problemas de conducta o aprendizaje.

Ahora padres y maestros tienen una tarea, que sólo les exige, la intención y el interés de formar niños triunfadores. Tenemos ante nosotros una oportunidad de oro. Las clases en línea nos abre un abanico de posibilidades enormes. Pongamos todos los recursos en perspectiva. 

La Programación Neurolingüística es un conjunto de herramientas que nos ayuda a trabajar con nuestros hijos y con nosotros mismos a potenciar todas las habilidades estimulando el cerebro con un lenguaje claro y alentador.

La Programación Neurolingüística, según sus creadores Richard Bandler y John Grinder, es la ciencia de la excelencia. Algo así como el manual de instrucciones de la relación del ser humano con los demás.

El Potencial humano, visto a través de la lente de la Programación Neurolingüística es infinito, sólo necesitamos conocer nuestra forma única de entender el mundo. Cómo nos comunicamos y la manera en que percibimos el entorno en el que nos desarrollamos. Lo más increíble es saber que podemos generar ese futuro fantástico, desde el vientre materno.

La vida prenatal

La vida pre-natal de tu bebé está llena de sorpresas que vienen de la estimulación temprana. El pre-lenguaje y el desarrollo de las inteligencias se activan con pequeños ejercicios que la madre embarazada puede realizar como parte de su vida cotidiana. Más tarde, en sus primeros tres años de vida, estamos en la posibilidad de activar miles de nuevas neuronas. Sinapsis que le darán a tu futuro adolescente lo necesario para afrontar una vida llena de retos. Subidas y bajadas que lo fortalecerán hasta encontrar su propio yo y entonces definir su identidad, única e irrepetible. Todos estos conceptos se incluyen en Programación Neurolingüística.

En los bebes recién nacidos, sus inteligencias (8) comienzan a desarrollarse, desde el momento del parto. El cerebro del bebé tiene casi el tamaño del cerebro de un adulto. Lo único que le hace falta y que obtendrá a lo largo de su vida, son las sinapsis.

Las experiencias infantiles impactan permanentemente en la vida de todo ser humano. En los primeros 1,000 días, de acuerdo a las últimas investigaciones sobre el cerebro, los bebés hacen 700 conexiones por segundo. Gracias a estas conexiones y la velocidad con la que se forman, la impronta más importante del lenguaje se da entre los 6 y los 8 meses.

Esta primera impronta en la construcción de su lenguaje, tiene como referente todo lo que tu bebé haya obtenido durante el embarazo. En la Universidad de TAMIU se lleva a cabo un proyecto muy interesante donde los chicos de enfermería están promoviendo la lectura durante el embarazo. Esta lectura apoya enormemente a la activación de las ondas de sonido. Estimula las vibraciones de ritmo, tono y entonación que todo ser humano adquiere por el simple contacto de la voz de su madre y los ruidos internos del organismo humano.

La inteligencia no se hereda, se desarrolla

La inteligencia de los niños se desarrolla con la socialización, las experiencias y la comunicación constante. Mientras más palabras escuche tu hijo, más vocabulario tendrá para enfrentar el difícil reto de leer y escribir sin dificultad. Es necesario que los niños construyan competencias que los pongan en condiciones de acceder libremente y por cuenta propia a los textos.

Es necesario jugar con ellos todos los días, crear disciplina desde los primeros meses y estimular de manera constante el lenguaje y la psicomotricidad. El niño requiere descubrir cosas, aprender a reconocer patrones y resolver problemas de acuerdo con su edad. Desde agarrar la comida con sus manos, hasta encontrar un juguete escondido. Eso es una verdadera Programación Neurolingüística.

Los niños pequeños son capaces de reconocer secuencias, causa y efecto de situaciones de su vida diaria. Ellos quieren experimentar, tocar, probar, seguir, crear y explorar para mejorar sus habilidades. Necesitan fundamentar la base de todo aprendizaje académico y tener aprendizajes previos. Las matemáticas, las ciencias, la lectura y la escritura dependen de estas primeras improntas. Tú puedes despertar el pensamiento científico de tu hijo. Puedes hacerlo con el simple hecho de llevarlo al parque y que sienta la textura de las plantas, persiga una hormiga, toque la tierra. Ayúdalo a que experimente los diferentes sonidos de la naturaleza a través de tu voz describiendo estos eventos. Recuerda Programación Neurolingüística.

Siembra en el cerebro de tu bebé todo lo necesario para que sea un adolescente con la autoestima fortalecida, con independencia y seguro de sí mismo. En tus manos está el crecimiento intelectual, psicológico, emocional y social de él.

 

El Juego como estrategia neurocognitiva

Recuerda que en https://padresmodernos.com/tienda/ tenemos muchos recursos que te pueden ayudar en tu labor parental. Juntos es más fácil. Cuando educas a tus hijos ellos cambian y tú también.
× Â¿Cómo puedo ayudarte?