cererbo

¬ŅCu√°les son las cosas que m√°s nos importan a los padres? Esta es una pregunta com√ļn en los talleres que imparto en escuela para padres. Las respuestas han sido muy variadas y sorprendentemente, todas van enfocadas a lo que batallan en la escuela, las tareas y lo mal que le va en el sal√≥n de clases. ¬°Una preocupaci√≥n muy justificada! El padre de familia tiene una preocupaci√≥n genuina porque no estamos resolviendo el problema de conducta y aprendizaje y cuando llegan a la pubertad la crisis aumenta. Ser un padre moderno para un hijo moderno requiere informaci√≥n y actualizaci√≥n permanente as√≠ c√≥mo descubrir que podemos educar desde la concepci√≥n.

¬ŅC√≥mo podemos darles a nuestros hijos herramientas para que la escuela sea un lugar divertido y que aprovechen el aprendizaje al m√°ximo?

¬ŅHay una receta?

Preguntas muy dif√≠ciles de contestar y al mismo tiempo muy sencillas de abordar. Yo les dir√≠a a los padres de familia en general, que aunque la preocupaci√≥n es genuina, desesperarse y enojarse con sus hijos o los maestros no nos conduce a ninguna soluci√≥n. Estamos ante un nuevo paradigma que rompe todos nuestros esquemas acerca de lo que deber√≠a de ser la educaci√≥n de nuestros hijos. La incertidumbre si ser√° online o en persona nos ha dejado muy afectados y algo rehaceos al cambio. Sin embargo, no deja de ser importante lo que necesitan desarrollar los ni√Īos para ser felices y exitosos.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Hay dos cosas en las que deber√≠amos enfocarnos. La primera es responderte para qu√© es bueno mi hijo y en que ocupa la mayor parte de su tiempo. Por favor no se vale decir que el tel√©fono o las redes sociales, porque si esa fuera tu respuesta necesitas tomar acci√≥n en la vida de tu hijo antes de que lo pierdas por completo. Y si as√≠ fuera en este momento, no todo est√° perdido. S√≥lo hay que recordar las cosas que hac√≠a cuando era peque√Īo y no ten√≠a una Tablet en su mano o un tel√©fono inteligente (la m√°quina m√°s poderosa del mundo).

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Supongamos que tu ni√Īo est√° en pre- k√≠nder y no lo est√° disfrutando. El pre-k√≠nder es un espacio exclusivo para socializar y activar neuronas. Si escribe o lee o pretendes que lo haga porque lo necesitar√° en primer grado, estamos equivocando el camino. El cerebro se estresa r√°pidamente y esto puede tener consecuencias muy duras de superar y que tendr√°n consecuencias a largo plazo.¬†

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Quiero poner el peor de los escenarios porque eso es lo que estamos viviendo actualmente en nuestras escuelas. Por lo menos cuando un peque√Īo de k√≠nder no supera el grado, ese es un indicador de que en casa las cosas no est√°n nada bien. As√≠ es. Los ni√Īos no est√°n listos para lidiar con algunas situaciones que son propias de la escuela como compartir, entender que no eres el √ļnico o la √ļnica que la maestra(o) atiende, ser tolerante, trabajar en equipo, ser respetuoso, escuchar, pedir turnos, ser paciente, cuidadoso con el material, ordenado y cooperar con los otros. ¬°Cu√°ntas cosas deben saber desde el pre-k (3 o 4 a√Īos apenas)! El asunto es que todo eso viene de casa y se aprende desde los 0 a√Īos para evitar que ellos sufran todos estos atropellos. Por lo menos ser√° la percepci√≥n de un ni√Īo que no conoce estos valores y/o comportamientos y una mam√° que nadie ha preparado para enfrentar el mundo escolar. Aqu√≠ nadie tiene la culpa.

El cerebro del ser humano necesita ser estimulado, sorprendido, enamorarlo, darle diferentes opciones y sobre todo involucrar ambos ehmosferios cerebrales. 

No hay padres malos ni ni√Īos mal educados, Hay personas, como todos los que ya pasamos por ah√≠, con una responsabilidad llamada hijo sin haber recibido una previa preparaci√≥n y entender que el cerebro de mi hijo no es igual al m√≠o ni al de nadie. ¬°Qu√© noticia! El cerebro de cada persona es √ļnico e irrepetible como las huellas digitales.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Luego viene el asunto de la inteligencia, un concepto mitificado y mal entendido por d√©cadas y d√©cadas. ¬°Cu√°ntos de nosotros hemos sido minimizados por tener un coeficiente intelectual, aparentemente bajo, yo fui una de ellas! Estas evaluaciones adem√°s de servir para clasificar y etiquetar, son err√≥neas porque no hay un cerebro igual al otro. Hoy en d√≠a ni siquiera saben d√≥nde est√° la inteligencia ni si es parte de una zona del cerebro o est√° en todo lados. Lo m√°s que ha aportado la ciencia y las investigaciones de muchos a√Īos, es que la inteligencia es gen√©tica y est√° ligada al sexo femenino. ¬°Ups!

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Lo que nos queda por hacer, es prepararnos como padres, aprender lo m√°s que podamos y estar conscientes de que cada persona es ¬īnica e irrepetible. Toma ventaja de todos los programas que te ofrece tu escuela o tu distrito escolar. Aprovecha las pl√°ticas de las organizaciones de la comunidad y siempre busca un experto para que te oriente en temas de salud f√≠sica y mental.

          Nos leemos con más de esto en otro momento.