padresmodernos.com
padresmodernos.com

By Zelidéh López

Abortar es mi derecho y el mío elegirte madre

Abortar es mi derecho y el mío elegirte madre, es un tema tabú en toda la extensión de la palabra. El aborto significa cambio de vida, creencias y muchas implicaciones emocionales. 

Hay demasiada polémica acerca del tema del aborto. Hay circunstancias que te obligan a desear un aborto a toda costa. Muchas otras son injustificadas y sólo son el medio para tapar nuestras malas decisiones. ¿Cómo evaluar la verdad?

Hay muchas cosas que ignoramos acerca de la vida de un feto. Sin embargo, hay muchas más que no sabemos acerca de la salud mental y el impacto que tiene un embarazo no deseado. Ante esa disyuntiva ¿Cuál es la mejor opción? El contenido, casi del 100% de este blog, es el desarrollo neuronal de un bebé y las consecuencias para esa nueva vida si mamá tiene un embarazo no deseado.

Con ese antecedente quiero compartir contigo mi experiencia personal sobre el aborto. La primera vez que fue testigo de un aborto clandestino, tenía 13 años. Mi amiga se embarazo y el chico, que en ese momento era su novio, tenía una carrera prometedora por delante y un bebé vendría a destruir sus planes. Por su parte mi amiga tenía un miedo aterrador a sus hermanos, más que a su mamá.

La decisión esa mañana fue abortar. El lugar no era el más limpio. La señora tenía mal aspecto y cobraba bastante caro, para la época. A mi amiga le costó conseguir el dinero, pero lo hizo. Ella ya tenía dos mese y medio. A esa edad el bebé está completamente formado. Eso lo puedes leer con detalle en el libro “Educando Desde la Concepción”.

«En la vida hay situaciones inexplicables y decisiones difíciles que lo pueden cambiar todo.»

Un aborto clandestino y destructivo

Se lo sacaron en pedazos. Fue muy impresionante ver el feto ya con bracitos, piernitas y deditos desmembrado. Es una imagen que no podré quitar nunca de mi cabeza. Sin embargo, esa experiencia no funcionó mucho tiempo porque unos años después fui víctima de abuso familiar y tomé pastillas para abortar. Lo que salió de mi vientre, al mes y medio de embarazo, fue una mole de sangre porque eso le hacen las pastillas al feto. Lo destruyen, lo queman y lo desangran para que salga. Toda esta experiencia te la platico en el libro de Eutanasia.

Mi aborto fue muy doloroso, demasiado, al grado que perdí la conciencia. Mi primo me cargó y junto con mi tía me llevaron al hospital. Cuando volví en mi el doctor me preguntó que me pasaba. Le dije que mi menstruación es muy dolorosa y abundante. Me dio unas pastillas y me envío a casa. Nadie, según yo, se dio cuenta de que aborté. Sólo el papá de mi bebé, que fue quien me proporcionó las pastillas.

Las consecuencias físicas de un aborto

Meses después caí en el hospital con una infección tremenda. Es justo decirte que esa persona (familiar), seguía abusando de mi cada vez que quería al igual que su esposa. Hay cosas que no sabes como evitar. Le pides a Dios que te mate o intentas hacerlo sin resultado. Pero como te dije eso te lo platico con detalle en Eutanasia.

En ese momento creí estar embarazada nuevamente. Me dio una hemorragia tan severa que me hospitalizaron y me hicieron un legrado. Por supuesto no estaba embarazada. Durante el aborto se me quedo parte de la placenta y el feto dentro y me ocasionó una severa infección. Ahí fue más difícil ocultar lo que pasaba. Sin embargo, la versión a la familia fue una apendicitis. Lo malo es que el siguiente año me dio apendicitis y la pregunta era ¿otra vez? Fue obvio que era un secreto a voces.

Ese legrado me dejó en cama durante una semana con antibióticos y una fuerte hemorragia que duro dos semanas. No me atreví decirle a nadie lo que me dolía y cuanta sangre estaba perdiendo.

Quería convencerme de que estaba bien lo que me estaba pasando y que era un castigo por haber asesinado a un ser indefenso que me eligió madre. No tenía ni la madurez, ni el respaldo para enfrentar a todos para tenerlo. ¿Fue justificado el aborto? Puedes pensar ¡Claro fue una violación! En mi mente esa nunca fue la respuesta correcta.

 

Las consecuencias emocionales de un aborto

Como nunca pude justificar mis actos, me pesaba ese aborto y me sigue pesando aun ahora después de más de cuarenta años de haber sucedido. La culpa nunca se va. No importa lo que te digas. No importan tus creencias. Muy dentro de ti sabes que le fallaste a un ser humano. Una de las razones por la cuales hago ahora lo que hago y escribo acerca de las consecuencias de un embarazo estresante, es precisamente para darle respuestas a esas chicas que no saben que hacer. A esas madres que quieren obligar a sus hijas a tener el bebé o esos juicios a la ligera que hace la gente.

Nadie puede decidir si el aborto debe ser legal o no porque es un asunto de moral, creencias, cultura, fe y vida. Si te apegas al derecho de vivir, nunca estaría justificado, ni aún durante una violación y yo te puedo dar fe de eso. Por supuesto es mi experiencia. Habría que ver las experiencias de otras chicas.

¿Eso acabó con el abuso? NO. Estaba sufriendo el síndrome de Estocolmo, que aunque no fui secuestrada, era como si lo estuviera. Mi estadía dependía de ese matrimonio, en muchos aspectos. Me enamoré de su familia (hijas). Luego entonces el aborto tenía mucho menos sentido en ese momento.

Aborto o embarazo estresante

Un embarazo con estrés pone en riesgo la estabilidad emocional y la salud física de ese bebé en formación. ¿Deberían abortar todas las madres que están estresadas durante el embarazo? No puedo contestar esa pregunta. Pero que te parece si te sigo compartiendo un poco más de información.

Sobre este tema tengo muchos artículos en el blog. Sin embargo, sobre mi experiencia, es la primera vez que la comparto en el blog, porque todo está en libro de Eutanasia. La verdad, fue una manera de sacarlo de mi mente. Aunque no lo lee mucha gente, para mi ha sido un desfogue de las culpas que no me dejaban vivir. He dejado que la gente juzgue o me de la razón. La verdad nadie puede realizar ese juicio. Ni siquiera quienes han estado en esa situación. Cada borto deja sus propias huellas y no creo que muchas mujeres lo compartan.

Un embarazo estresante

Cuando la mujer embarazada produce cortisol por el estrés, hace más lenta la respuesta del sistema nervioso del bebé y como consecuencia se ve afectado en su aprendizaje. Así como su crecimiento y su desarrollo o adquiere alguno de los síndromes que ya conocemos. Las enfermedades emocionales y del comportamiento de los niños se han ahecho moda. ¿Crees que es gratuito? Definitivamente vivimos en un mundo más desinformado que cuando no había internet.

La madre debe decir si sigue con su embarazo por muchas razones. Es ahí donde la ética, la moral, las creencias y el derecho a la vida se contraponen. La violación, puede ser, para muchas, la razón más importante. También puede ser que sepas que tu hijo trae una deformación, un síndrome o tu vida peligra. Pero que sucede con las mujeres que no planearon tener un bebé, pero tampoco se cuidaron. No estamos en una época donde esas cosas no se sepan.

¿Por qué siguen embarazándose las chicas de 13 años en adelante? ¿Por qué las ayudamos a abortar? ¿Qué hace falta para evitar los abortos? Una ley o una educación sexual integral con conciencia moral. Las niñas necesitan saber porque se excitan. Las mujeres deben saber lo que implica tener una relación sexual activa y las consecuencias. Pero también los hombres. No estamos educando a nuestros hijos con esa información y conciencia moral. El sexo trae responsabilidades.

Seguiremos con este tema más adelante. Sin juzgar a nadie y con mi experiencia, trataré de comentar este tema. Ojalá que puedas ayudarme y comentar tú también.

Busca todos nuestros recursos en padresmodernos.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?